Las grullas viven mil años…

…y las tortugas diez mil. O como se dice en japonés: 鶴は千年 亀は万年 (tsuru wa sennen, kame wa mannen). Ambos animales simbolizan la longevidad, felicidad, sabiduría y fidelidad. Representan una larga vida llena de buena suerte y por eso son utilizados en las bodas.

Este verano ha estado lleno de bodas, grullas, tortugas y encargos. Cajas, sobres, cuadros, diferentes formatos para expresar un mismo deseo: felicidad.

La primera de las tortugas forma parte de una pequeña cajita para una pareja de sellos y está hecha con mizuhiki dorado y plateado, colores empleados para las bodas japonesas. La caja, también hecha a mano, está forrada con papel lokta de Nepal, gris con motivos florales a juego con la tortuga. Se cierra con un par de nudos de botón hechos con cola de ratón plateada.

En el segundo de los encargos conocía a los novios, así que cuando Susana me dio la noticia, supe que tenía que hacer algo especial. En Japón, el intercambio de dinero se hace a través de los noshibukuro のし袋, unos sobres de papel cuya decoración y contenido varía en función del evento. Los más espectaculares que he visto hasta la fecha son los que se regalan en las bodas y que van decorados con preciosos nudos de mizuhiki 水引, cordones hechos de papel enrollado. Quiso el destino que el diseño del sobre llevase un año hecho, guardado en un cajón, como idea inicial de otro sobre que finalmente tuvo un diseño completamente diferente. Como me dijo Susana: “no era su momento”.

El papel principal del sobre es uno de mis favoritos, blanco y con fibras de seda incrustadas. El papel azul es chiyogami estampado con motivos tradicionales japoneses. Además lleva pequeños retales de papel unryu rojo, papel tissue foil nacarado y papel de origami metalizado. En cuanto a los nudos, ademas de la tortuga y la grulla, el sobre se cierra con un nudo mamusubi dorado y plateado, del que se dice que una vez atado ya no se puede deshacer. El detalle final lo pone la tira de papel con el kanji kotobuki 寿, celebración.

 

La última pareja ha sido sin duda la más especial de todas. No solo porque ha sido la más difícil de hacer, la que ha llevado más tiempo y planificación, sino porque los novios, ahora ya marido y mujer, son familia. Hará unos tres meses (me lo he tomado con calma, desde luego), en una de las clases con Elena Hikari, le pedí que me enseñase a escribir 鶴は千年 亀は万年, con pincel fino, por si no era suficientemente complicado ya. Ella fue la que me ayudó con el diseño del regalo, que finalmente se convirtió en dos cuadros, mezclando caligrafía en pequeños kakejikus hechos a mano con nudos de mizuhiki.

Podría extenderme bastante con los cuadros, pero como tampoco es mi intención alargar demasiado el post, aquí van directamente las fotos ^_^

 

Los novios con el regalo terminado
Los novios con el regalo terminado 🙂

 

Si queréis más información de los sellos, podéis echarle un ojo a la página de Espiral Cerámica. Para más información sobre caligrafía japonesa, la web de Shodo Creativo.

Anuncios

5 de mayo: Kodomo no Hi こどもの日

Cada 5 de mayo, los cielos de Japón se llenan de carpas de colores…

Koinobori, imagen vista en Flickr, autor Guilhem Vellut

Ha llegado el こどもの日, el Día de los Niños. Esta festividad nacional pone punto y final a la llamada Golden Week, que comienza el 29 de marzo con el Día de Shōwa.

Parece ser que este día tiene su origen en una festividad china llamada Tango no Sekku, 端午の節句 que se celebraba el 5º dia de la 5º luna. No se sabe con exactitud cuándo comenzó a celebrarse, pero podría haber sido durante el reinado de la emperatriz Suiko (593-628 d.C.). Más tarde, durante el Periodo Nara (710-794 d.C.), pasó al 5º día del 5º mes con la adopción del calendario gregoriano.

En un principio era una festividad dedicada solo a los niños varones, pero cuando se convierte en fiesta nacional, en 1948, su nombre cambia a Kodomo no hi こどもの日 y pasa a incluir a niños y niñas.

Ese día, se celebra el crecimiento y la salud de todos los niños y niñas, aunque es cierto que parte de las celebraciones siguen haciendo referencia a la época en que se dedicaban solo a los varones.

Uno de los elementos característicos de la fiesta son las mangas de carpas, Koinobori 鯉のぼり, que se colocan en las casas y tienen su propio significado. La carpa más grande, de color negro (magoi 真鯉), representa al padre. La segunda carpa es de color rojo (higoi 緋鯉) y representa a la madre o al hijo mayor. El resto de carpas se colocan en base a una por cada hijo.

Koinobori 鯉のぼり
Koinobori 鯉のぼり

También es el momento de exponer las gogatsu ningyo 五月人形, o muñecas de mayo. Carpas, lirios, tigres y armaduras samurais se despliegan de modo similar a como se hace en el Hina Matsuri 雛祭りo Día de las Niñas.

Imagen vista en Flickr
Imagen vista en Flickr, autor Norimutsu Nogami

Este año me propuse hacer mi propia versión en mizuhiki de algunos de estos elementos, kabuto, koinobori y lirio. ¡Este es el resultado!

Ayame 菖蒲, el lirio
Ayame 菖蒲, el lirio
Detalle de la flor
Detalle de la flor

Para el kabuto, previamente hice pruebas con diferentes modelos en origami, en papel 15x15cm, buscando un modelo con la suficiente estabilidad como para aguantar el peso de los nudos sin desequilibrarse y que además tuviese un espacio determinado para poder acoplarlo.

Ryuukabuto 竜兜, el Casco del Dragón

 

Vista trasera del kabuto, adornado con un nudo agemaki. Este nudo solía colgar de una anilla llamada Kasa jirushi no kan
Vista trasera del kabuto, adornado con un nudo agemaki. Este nudo solía colgar de una anilla llamada Kasa jirushi no kan
Tsurukabuto 鶴兜, el Casco de la Grulla
Tsurukabuto 鶴兜, el Casco de la Grulla

 

Detalle de la parte trasera con el nudo agemaki
Detalle de la parte trasera con el nudo agemaki

¡Feliz dia!

鶴袋, el sobre de la grulla

Siempre es divertido probar  nudos nuevos y este tipo de grulla es una que no había hecho hasta ahora a pesar de haberla visto más de una vez. Así que cuando mi hermano me dijo esta mañana “necesito un sobre para esta tarde”, pensé, “voy a probar con esta grulla, a ver qué tal…”.

El sobre está hecho con papel blanco con fibras de seda y papel rojo Unryu, ambos de La Dominotería. La combinación blanco-rojo es muy empleada en este tipo de sobres. Tradicionalmente el color blanco se asociaba a la pureza y el rojo se utilizaba como talismán contra el mal.

El nudo de la grulla, entre otras cosas, simboliza longevidad y fidelidad. Existen muchas variantes de este nudo, desde las simplificadas a otras con un enorme nivel de complejidad. En este caso, se trata de una grulla de una sola pieza que se presenta con las alas desplegadas.