Kusudama 薬玉

En un pasado no muy lejano, en el que no existían las medicinas como las conocemos hoy en día, cuando una persona caía enferma se recurría a los remedios tradicionales de plantas. Es en ese contexto en el que aparecen los Kusudamas, bolas elaboradas a partir de plantas olorosas e incienso que se suspendían sobre las camas de las personas enfermas para sanarlas. Su propio nombre deriva de los kanjis Kusuri 薬, medicina, y Tama 玉, bola.

Con el tiempo, se empezaron a elaborar bolas con piezas modulares de papel, pero con objeto de servir como decoración en los hogares. Actualmente existe una enorme variedad de modelos que van de unas pocas piezas a cientos.

A día de hoy sigo conservando algunos de los que he ido haciendo desde que empecé con el origami, y le tengo un especial cariño al primero que hice, hará ya cerca de 20 años, durante un verano en Galicia, con papel de regalo dorado y plateado. Se trata quizás del modelo más repetido en los libros, una figura tradicional aparecida en la revista Origami, de la Asociación Japonesa de Origami, en abril de 1978.

Personalmente, los kusudamas me resultan bastante relajantes y útiles para combatir la ansiedad. Y lo mejor es que para conseguir unos resultados espectaculares no hace falta módulos especialmente difíciles de hacer.

Si os animáis a probarlos, mis favoritos son, sin duda, los de Tomoko Fuse.

Ganbatte!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s